26.11.17

La succión afectiva



Hola, hoy os vengo a hablar de un término que no es usual, que es la "succión afectiva".

EL APEGO SEGURO.


En psicología perinatal abordamos la lactancia materna como una herramienta que ha dispuesto la naturaleza para que se pueda favorecer la crianza con apego seguro.

La teoría del apego (John Bowlby) describe cuatro tipos, el tipo seguro es el más saludable. Para favorecerlo el bebé necesita ser dependiente de una madre que esté disponible para alimentarlo y amarlo.

Con estos cuidados podrá experimentar en sus primeros años la seguridad y confianza que necesita en la vida. Después, podrá llegar a ser un adulto independiente y libre de apegos insanos, ya que la seguridad y confianza serán intrínsecas.

Esto es una descripción breve de la teoría, pero os invito a profundizar más, ya que es un tema apasionante y nos ayuda a conocernos a nosotras mismas.

LACTANCIA MATERNA Y TIPOS DE SUCCIÓN.


La lactancia materna es el primer contacto que tiene el bebé con su madre cuando nace. De hecho, mamar en la primera hora de vida es un factor de éxito para establecer la lactancia materna.

El bebé tiene dos formas de mamar. Una succión nutritiva donde de forma poderosa extrae la leche, y otra forma más suave pero rápida que sirve para estimular el pecho favoreciendo la secreción de oxitocina.

A esta última se la llama habitualmente "succión no nutritiva".

Cuando se usa este término queda la sensación de que no se está describiendo completamente lo que ocurre durante esta succión.

Con esta succión el bebé no se nutre de alimento. Quizá no cae leche materna ni hay reflejo de eyección, pero está garantizando la producción mediante estimulación y además se calma con el contacto y se mantiene durante más tiempo en el pecho de la madre.

Es habitual esta succión mientras duerme plácidamente en el pecho de la madre.

El contacto favorece el apego seguro. Las caricias son un factor protector para la salud de los bebés y una necesidad que debe ser satisfecha. Por eso, esta succión es igual de importante que la "nutritiva".

SUCCIÓN AFECTIVA.


Creo que usar el término "succión afectiva" es adecuado para describir un tipo de succión que garantiza la lactancia materna, el contacto físico, el apego seguro y sus beneficios.

Estamos poniendo el foco en la relación de afecto entre la madre y el bebé.

De esta manera además, eliminamos el factor negativo que tiene el término "no nutritiva" ya que se le ha dado tradicionalmente menos valor, llegando a decir que el bebé está "usando la teta como un chupete".

En realidad, el chupete está sustituyendo esa función afectiva que tiene el pecho.

En algunos blogs y revistas se usa el término "succión afectiva" para referirse al hecho de chuparse el pulgar. No hay ningún motivo para hacer esta distinción en el tiempo, ya que la succión que estimula el pecho y calma se da desde el primer momento.

Llevarse el dedo o poner un chupete sigue siendo una forma de sustituir el pecho, llenar su ausencia.

En otros medios, muy pocos, sí he visto usar "succión afectiva" para dar nombre a la succión no nutritiva.

Si nos apropiamos del término "succión afectiva" para referirnos a esa succión que calma y estimula el pecho, que favorece el apego, estaremos dando el lugar que merece a la lactancia materna como herramienta para facilitar el apego seguro y sus beneficios.

Si os gusta este razonamiento, os animo a todas a hablar de "succion afectiva" para dar el valor que merece a este mecanismo con el que vienen programados los bebés y que garantiza su alimento y afecto.

¿TE HA GUSTADO LA ENTRADA?


DESCÁRGATE GRATIS EL EBOOK "MI EXPERIENCIA DE RESILIENCIA" SUSCRIBIÉNDOTE A MI BLOG.



No hay comentarios:

Publicar un comentario