29.7.17

A mi amiga que no quiere ser madre



Cariño, hoy he notado esa presión. El "¿y tú para cuando?" retumba una y otra vez en tu cabeza.

Yo también viví esa etapa y era perturbador.

Yo tenía miedo. No sabía muy bien a qué, pero lo tenía. Mi deseo estuvo claro cuando tuve contacto con bebés de otras amigas. Y llegó Alicia, y la negligencia que se llevó su vida, y la de mi familia.

No quiero ser tu ejemplo. No quiero convencerte de nada. Solo de una cosa. La decisión es tuya.

Veo cómo te defiendes diciendo que tu vida es perfecta, y la frase siguiente es que quieres ser madre, pero que tienes miedo. Que nadie te juzgue por esto. No es fácil.

Si es miedo, déjate sentir cómo sería tu maternidad. No la que viviste como hija, ni la que ves en tus amigas.

Imagina cómo sería tu bebé, a donde te podría acompañar, qué le dirías sobre ti y tu mundo, cómo le enseñarías a volar...

Tienes la oportunidad de transitar otro camino. La maternidad es acompañar a crecer.

Seguro que le has dado mil vueltas. Además quieres complacer a tu madre, tu amiga, tu pareja... Pero no estás segura. Te sabe todo a renuncia.

A cambio de vida radical. A que se te remuevan cosas muy adentro. A tener una criatura que depende de ti. A crianza, lactancia... A dejar de hacer las cosas que te gustan.

Y tienes razón. Se dejan cosas por hacer provisionalmente para hacer otras. Y se hacen cosas que de otro modo no podrías hacer.

Y se asumen riesgos, y cambios... Y yo no soy imparcial. Soy madre de dos.
Pero amiga, yo te respeto. Entiendo tu postura. Solo que me gustaría tener un mando para acallar las voces y que te dejen descansar. Que no abran la caja de tus truenos. Que no tengas que poner excusas, si es que lo son.

Estás en todo tu derecho a elegir no ser madre. Al fin y al cabo decidas lo que decidas, hay renuncia. No es mejor ni peor.

Y estará bien. 

24 comentarios:

  1. Me ha gustado mucho tu post, y por eso lo he incluído en la sección "mis posts favoritos" de esta semana. http://www.casiprimerizos.com/2017/08/mis-posts-favoritos-del-3107-al-0608.html Un saludo!

    ResponderEliminar
  2. Las madres no podemos saber si habria sido mejor sin peques y las que renuncian a ellos no podrán saber si habria sido mejor con ellos. Es una decisión muy complicada, que afecta a todas las persoanas en la familia, a muchos mas niveles d elos que creemos y es muy dificil.

    Yo solo diria que, amiga, cuando te decidas, estate segura de que puedes cambiar de opinion si lo deseas, que no te juzgaré :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Lucy, eso es lo que quería transmitir: intentar no juzgar, que cada uno lleva una mochila con una carga. Gracias por tu comentario!

      Eliminar
  3. A mi me parec muy importante no presionar sobre la maternidad. De hecho creo que cada uno tiene sus motivos, sus razones y especialmente su momento, aquel en el que descubres que sientes que hay algo, digase instinto u otra cosa, que se despierta en tu interior y te dice que quieres ser madre. A partir de ese momento calibrar situaciones y circunstancis que son tantas como diferentes somos las personas entre sí.Desde luego, juzgar y hacer preguntas embarzosas creo que nunca se debe hcer ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Montse, la necesidad de maternar a veces está ahí, pero se tiene tanto miedo, precisamente a todas las situaciones que se barajan. Yo ya nunco pregunto sobre la maternidad de otra, es sagrado. Como tú bien dices, puede ser embarazoso. Un abrazo!

      Eliminar
  4. No soporto que se presione tanto a las mujeres para ser madres cuando no quieren. Yo estoy feliz con mi maternidad y claro que me gustaría que mis amigas hubieran sido madres a la vez que yo pero... cada una tiene su tiempo (o no) y hay que respetarlo. Como yo quiero que respeten mi decisión de ser madre. Ojalá existiera ese mando para silenciar a tod@s es@s pesad@s

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola! yo también quisiera ese mando para callar esas voces cotillas. Gracias por tu cometario, un abrazo!

      Eliminar
  5. Hay un gran error que hacemos las mujeres que somos madres: jugar a las que no lo son y tacharlas de egoístas. Sí, la maternidad es de las cosas más generosas que existen pero no somos quién para meternos en la vida de los demás.
    Y miedo, sí . Todas las decisiones importantes de la vida dan miedo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola. Creo que poca gente se para a pensar qué es un juicio. De hecho, casi todo el mundo juzga sin parar y es humano. Pero en algunas cosas hay que poner especial cuidado. Gracias por comentar.

      Eliminar
  6. Justamente, este finde pasado quedé con una gran amiga que no sabe si quiere ser madre y me decía es que veo una cosa y me apetece, pero luego veo otra y ya no sé, porque no creo que pueda con algunas cosas. Me gusta mi vida asi y un montón de cosas más.
    Después de que se expresara le dije: yo siempre he querido ser madre. Lo tenía claro. Y tu, debes tomar la decisión por ti, no por tu entorno. Porque si lo haces por presión o porque crees que es lo que tocas; no serás feliz. No por no querer ser madre, eres peor persona. Hoy día, por suerte, podemos decidir.

    ResponderEliminar
  7. ¡Hola, guapa!
    La maternidad es una opción no una obligación. Ser madre puede ser una realización para mí y un dolor de cabeza para una mujer que no desea serlo de verdad. La sociedad nos impone que debemos sentir o que debemos hacer y yo creo que cada cual debe encontrar su camino. Si tu amiga no quiere ser madre está en su derecho y nadie debe cuestionar su decisión. De todos modos, somos nosotras las que debemos poner límites y no permitir que otras personas nos hagan sentir mal por las decisiones que hemos tomado. Y desde luego, siempre hay renuncia, tanto si tienes hijos como si no. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Rosa, era una reflexión que me hice a raíz de las típicas preguntas "¿y tú para cuando?" que suenan a bocajarro. Después vienen las típicas respuestas "uy, pues me gustaría, pero es que yo ahora..." Y pensé ¡qué mar de dudas y miedos! Gracias por tu comentario. Un abrazo.

      Eliminar
  8. qué bonito! qué ganas de decirle al mundo que cada uno elige sus caminos. Elige si maternar o no, elige su tipo de maternidad, tenemos que poder elegir en nuestra vida, y ser respetadas por ello

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola! precisamente es eso, elegir. Y uno elige con la información que tiene y con toda su biografía a la espalda. Gracias por comentar. Un abrazo.

      Eliminar
  9. qué bonito! qué ganas de decirle al mundo que cada uno elige sus caminos. Elige si maternar o no, elige su tipo de maternidad, tenemos que poder elegir en nuestra vida, y ser respetadas por ello

    ResponderEliminar
  10. qué bonito! qué ganas de decirle al mundo que cada uno elige sus caminos. Elige si maternar o no, elige su tipo de maternidad, tenemos que poder elegir en nuestra vida, y ser respetadas por ello

    ResponderEliminar
  11. qué bonito! qué ganas de decirle al mundo que cada uno elige sus caminos. Elige si maternar o no, elige su tipo de maternidad, tenemos que poder elegir en nuestra vida, y ser respetadas por ello

    ResponderEliminar
  12. El problema es que ahora mismo parece que sea obligatorio ser madre. No lo digo por mi, yo siempre tuve claro que queria serlo, pero en mi entorno hay gente que no, y cada día escuchan comenatrios de gente resabida que les hablan de todo lo que se pierden. ?Y si no quieren? Es tan respetable eso como querer familia numerosa.
    Yo tampoco entiendo la vida sin hijos, pero respeto a quien si lo quiera así. Y sobretodo, desde que conozco a muchas mujeres con problemas para concebir, nunca insisto, porque ya se que a veces tras un "ahora no me apetece", se esconde un "No puedo tener hijos".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola. Estoy de acuerdo contigo, muchas mujeres tienen problemas para concebir, e indagar ahí puede ser doloro. Gracias por comentar. Un abrazo.

      Eliminar
  13. Muy buen post guapa. Y es que él respeto es bueno, bonito y en cima Gratis. A parte que no sabemos ni conocemos las verdaderas causas o intenciones de las decisiones de los demás. Un besito guapa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola! gracias. El respeto (tener en consideración las circunstancias del otro) es un acto de amor. Gracias por comentar y un abrazo.

      Eliminar
  14. Gran post! Yo creo que el momento llega y no hay que forzar. Yo no tuve mi maternidad despierta hasta hace 7 años, antes ni pensaba en eso, pero cuando llegó sí que era el momento y estoy encantada!

    ResponderEliminar