11.4.16

¿Qué me impide madurar?



Te voy a proponer un ejercicio para crecer como persona. ¡Sigue leyendo! 

Ayer leía "Sueños y Existencia" de Fritz Perls, es el "redescubridor" de la corriente psicológica Gestalt. Él mismo se define así porque dice que no es el creador, ni el fundador. La gestalt es tan antigua como la humanidad.


Pero, ¿qué significa gestalt?


Gestalt es una palabra alemana que se le ha dado como significado "forma" o "configuración" pero no es suficiente. Hace referencia a un proceso de percepción de una necesidad y su satisfacción y cierre.

¿Por qué me gusta la gestalt?


Lo más interesante de esta corriente es lo respetuosa que es con el proceso de la persona. No se juzga, sólo se pone en evidencia lo que está pasando.

Imagina que hay dos personas en tu entorno que se pelean, se enfadan y no se hablan. Si eso ocurre en un grupo de terapia gestalt, se pone en evidencia y se manifiestan las emociones de esas personas. Si alguno quiere pedir disculpas o no, si el otro las acepta o no, y qué consecuencias podría tener, y si puede sostener esa situación. Eso es respetar las emociones.

La gestalt ocurre como la vida misma. Siempre se pone para entenderlo, el ejemplo de tener hambre. Cuando tenemos hambre, satisfacemos esa necesidad. Pero algo tan simple, puede tener muchas variantes.

■ Podemos tener un problema de desconexión con nuestro cuerpo y no sentir el hambre.
■ Podemos no tener herramientas para visualizarnos yendo a por comida.
■ Podemos entreternos o desviarnos al ir a por la comida.
■ Podemos rechazar el alimento.
■ Podemos no despegarnos del hecho de comer...

Esto ocurre en la vida con otras necesidades. ¿Se te ocurre alguna que tengas pendiente o no estés cerrando como te gustaría?

Por cierto, a esto se le llama el ciclo de la experiencia. Tiene fases y denominaciones, pero creo que se entiende como lo he explicado. Si no, pregunta.

¿Qué nos impide madurar?


Madurar es crecer. Para crecer debemos aceptar aquellas partes que no nos gustan. Te propongo un ejercicio:

1. Escribe 5 palabras que te describan pero no hagas una lista, sino en un folio las escribes haciendo un pentágono. Características "buenas o malas".



2. Une los puntos y colorea el interior.

3. Digamos, que esos 5 puntos, te definen, pero imagina que en vez de 5, son 500 características, pues eso sería tu área de personalidad. Tus límites.

¡Ahora, vamos a crecer!

4. Escribe lo que creas que sean los opuestos de lo que has escrito. Si has puesto "agradable", no pongas "desagradable", evita los prefijos con la misma palabra. Pon esas palabras haciendo un pentágono más grande y haciendo coincidir las primeras palabras con sus opuestos.

5. Con esas nuevas palabras, pregúntate, ¿en algún momento has sido así? Si es así, ¿estás dispuesta a aceptar que tú también eres de esa forma?

En mi ejemplo, yo puedo admitir que soy alocada y bromista, pero no puedo admitir que soy agresiva -aunque lo haya sido, a veces nos cuesta admitir las cosas, es que no estamos preparadas, y hay que respetarlo-.

Es un ejemplo, pero a veces hay personas que realmente no pueden admitir sus características "malas".  Lo pongo así para que veais que también es válido no admitir algunas cosas. Hay que respetar nuestro momento.


6. Ahora une los puntos de la figura inicial con los nuevos que sí admites y colorea el área nueva.




7. ¡Acabas de ampliar tus límites! Has crecido.

Cuando admites aquello que eres pero que no habías descubierto o no te habías permitido, creces como persona. En el ejemplo, me defino como seria, pero en realidad, muchas veces he gastado bromas, así que es una percepción mía.

Nos movemos entre polos de un mismo carácter. Si aceptamos que "a veces" somos de una forma y su contraria, nos completamos, maduramos. Podemos "ser" en función del momento en el que nos encontremos. ¿Tiene sentido ser seria en una fiesta con amigos o asistiendo a un monólogo de humor?

Esto es sólo un ejemplo y un trabajo sencillo, pero es una forma de enseñarte cómo trabaja la terapia gestalt, lo útil que es, y sobre todo, lo respetuosa que es con la persona. Lo que descubres en la terapia es consecuencia de tu propia honestidad. 

Lo que nos impide crecer es creer que somos de una determinada manera. Es aparentar aquello que esperan de nosotros y olvidarnos de nuestro verdadero ser. 

Espero que te haya gustado, que te des permiso para crecer y madurar.

¿Te animas a hacer el ejercicio y comentarlo?



¿TE HA GUSTADO LA ENTRADA?


DESCÁRGATE GRATIS EL EBOOK "MI EXPERIENCIA DE RESILIENCIA" SUSCRIBIÉNDOTE A MI BLOG.



1 comentario:

  1. Me ha encantado! Apasionante viaje el del autoconocimiento. Un abrazo

    ResponderEliminar