10.2.16

El machismo es una ideología asesina



Los ultramachistas se reunen en 165 ciudades del mundo.


La noticia de que en 165 cuidades se iban a reunir hombres machistas para hacerse ver, para conseguir adeptos y perpetuar su discurso me da asco y creo que hay que pasar a la acción. -No voy a poner el link a una noticia que hace apología machista porque no me da la gana-

El machismo es una ideología que pretende dominar al 50% de la población aproximadamente. 

Afortunadamente en España se pudieron cancelar esas concentraciones programadas para el sábado.

Hacen apología del maltrato y de la violación porque ellos creen que tienen derecho sólo por tener un pene y nosotras ninguno sólo por tener una vagina.

Me niego a esto, pero yo solo soy una mujer, bloguera, psicóloga y mamá de una niña, también, además discapacitada, así que tengo muy poco poder de acción y de influencia.

Sólo puedo votar cada cuatro años y difundir esto en mi pequeño rincón de internet. Pero voy a ejercer mi poder de influencia, aunque sea poco.

El machismo hay que elevarlo una la ideología nefasta e injusta a desechar, pero ya. Igual que hacer apología del terrorismo te lleva a la cárcel en nuestro país, hacer apología del machismo debe ser lo mismo. El recién modificado artículo 510 del Código Penal debería aplicarse con más fuerza.

Supuestamente, hacer apología del machismo está penado de 1 a 4 años de cárcel.

Más de 1000 mujeres han sido asesinadas en 15 años, tantas como las víctimas del terrorismo de ETA. Además, al año miles de mujeres en nuestro país son golpeadas, violadas y ninguneadas, aunque no llegen a matarlas. Sólo por ser mujeres, por tener vagina.

Barracones de la vergüenza

El machismo atenta contra los derechos humanos de las mujeres, que reprensentamos el 50% de la población mundial.

No siento que el machismo esté mal visto, para nada. Todo lo contrario, si se habla de esto, el final de la discusión es "eres una exagerada", "no es para tanto..." Ningún hombre siente vergüenza de terminar una conversación de esta manera.

Es como si peleara con un ser invisible. La falta de empatía es lo que nos hace minimizar un problema. Una vez, finalicé una discusión haciendo una pregunta al hombre que debatía conmigo: ¿Si estás en una calle solitaria y ves a un hombre viniendo hacia ti, sientes miedo? Él me dijo que no. Yo sí. Es un sentido arácnido que dura unos segundos, porque a mí no me ha pasado nada, pero ¿y si ya hubiera tenido la experiencia?

#MachismoMata, en Salvados. 


Justo después de que estos ultramachistas pretendieran reunirse, Jordi Évole en Salvados investiga cómo está instalado el machismo en nuestras vidas.

Comienza el programa con un testimonio de una mujer maltratada en una sala de una jueza. Frío. Impersonal. La chica rompe en sollozos al contar lo que le pasó. Nadie coge su mano. Es sobrecogedor al otro lado de la pantalla.

Después conocemos a Marina, una mujer que se planta delante de chicos y chicas adolescentes a explicarles cómo son los estereotipos, qué pasa con las relaciones de pareja... hasta que desvela, que aún teniendo una personalidad fuerte, fue maltratada desde los 15 años hasta los 19. Desgarrador. Pero un ejemplo de resiliencia.

Constituyó una asociación contra la violencia de género, Aivig.  

Impactante también el testimonio de un psicólogo que se dedica a hacer tratamientos a hombres maltratadores. Lo dice claramente y lo uso como título del post. El machismo es una ideología, y hay que apostar, socialmente, por cambiarla.

El maltrato está sustentado por la ideología machista que perpetúa el sistema patriarcal. 

Es necesario visibilizar a las víctimas. ¿Por qué no se ponen sus nombres a las calles y plazas de sus pueblos? No nos podemos olvidar de ellas, que son las víctimas. Y las que salen adelante son supervivientes, que honran la memoria de las que fueron asesinadas.

Un espacio también para el maltratador. No podemos olvidarnos de este lado de la moneda, aunque cause rechazo. ¿Cómo se construye un maltratador? ¿Qué valida sus ideas? ¿Qué le impide conectar con la ternura, el afecto...? Somos responsables, los progenitores, de los adultos que estamos criando. 

Una cosa he echado de menos en el programa:

El feminismo como movimiento que hace que las mujeres tomemos conciencia de la presión que ejerce el patriarcado, principalmente sobre nosotras, y también sobre los hombres.

Salvados se ha olvidado de nombrarlo.

En fin, señoras y señores, que el machismo es una lacra asesina, es terrorismo, y seguiré denunciando esto allí donde pueda aunque me digan que soy una pesada, exagerada o lo que ellos quieran.

¿Será la próxima revolución ideológica la de las mujeres? ¿Será el femismo el siguiente paradigma?



2 comentarios:

  1. Me parece genial tu post. Totalmente de acuerdo. Hay que dar visibilidad a este grave problema. Hay mucha falta de empatía, en particular en los juzgados.

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias por tu comentario! Lo que no se ve, casi no existe. Visibilizarlo y ponernos en el lugar de ellas podría mejorar sus vidas. Besos!

    ResponderEliminar