16.2.16

Autolesiones en niños y adolescentes



Nos cuesta sostener el dolor propio y ajeno. 


No minimices los problemas. Eso crea un abismo en la psique del otro. Quizá tu hijo o hija te venga con un problema al que tú le quitas importancia, una "tontería"... ¿cuántas veces le decimos eso a nuestros niños?

Hasta que lo interiorizan, y ellos mismos terminan no respetando sus emociones. Aprenden a quitarse importancia.

La infancia y la adolescencia es una etapa preciosa si los adultos tenemos herramientas para apoyarles y ayudarles a explorar. Sin embargo, cuando sus emociones no son reconocidas, se llena de oscuridad.

En una sociedad a la que le cuesta horrores sostener el dolor, lo que le enseñamos a los niños es: el dolor no importa, no lo queremos ver

Los chicos terminan sufriendo, desvalorizándose, sintiéndose un estorbo, no merecedores de la existencia... y al final, se autolesionan. Pueden hacerlo con clips, con horquillas, puntas de compás o punzones...

¿Qué es una autolesión? 


Unos arañazos en el muslo o en los brazos. Son signos graves. Son autolesiones.

No pienses que "se le pasará" o que "sólo lo ha hecho una vez". No pienses que "lo hace para llamar la atención" como si no la merecieran.  

Una autolesión es un grito desesperado de ayuda. 




Sólo vengo a decirte que observes la relación de tu hijo con el dolor. Hay adolescentes que llevan una máscara sonriente puesta, bloquean las lágrimas y siguen adelante como si nada estuviese pasando. Pero sí pasa.

¿Qué hago si mi hijo se autolesiona?


Dá permiso para llorar, para gritarle a un cojín o patalear en la cama. Dá permiso para expresar la rabia de una injusticia... dá permiso para sacar fuera todo ese dolor porque si no, puede quebrarle la vida. 

Como progenitor, no puedes salvarle del dolor en la vida, pero puedes acompañarle estando presente. Busca ayuda. Una autolesión es grave.

¿Has tenido esta experiencia con tus hijos? ¿Has necesitado ayuda? ¿Has podido resolverlo de la manera más beneficiosa posible? Comparte dejando un comentario. Gracias.



No hay comentarios:

Publicar un comentario