10.1.16

¿A qué le tienen miedo las mamás?



Ayer, scrolleando por Twitter me topé con un tuit que me tocó bastante. Al principio sólo pensé que era una exageración para que la gente picara en el titular, pero después reflexioné y me llevó a escribir una entrada que no tiene nada que ver con esta. Era un borrador.

El tuit decía que el "mayor miedo al que se enfrenta una mamá es a las estrías" y qué queréis que os diga, a mi me me pusieron los ojos como platos.

Yo he contactado con el riesgo que todas las madres corremos al quedarnos embarazadas, y es que algo salga mal. 


Un embarazo es un proceso delicado, un parto no digo nada... y después la propia existencia de tu hijo o hija es una incertidumbre.

El miedo está ahí, sí. Por muy fuerte que seas, muy resiliente, mucha terapia que tengas... nadie lo puede evitar. El "secreto" es aprender a vivir con él y no amplificarlo. Centrarse en el ahora, en la verdad de ese preciso momento. Cuando pase algo, entonces nos ocuparemos.

Sí es cierto que me he topado con madres inconscientes -no lo digo de forma peyorativa-, creo que hay algo de falta de conciencia, de desconexión con la realidad, decir que una estría da miedo -sí, sé que es un titular, pero ¿y si alguna mamá se lo cree?-. También oí a una madre decirle a la suya que su marido se había disgustado porque traía una niña en vez de un niño, esto fue durante una de las últimas ecografías de Alicia. En aquel momento, no sé por qué, yo al escucharlo me dije "lo importante es que venga bien, qué machismo!". No sé si fue intuición o que tengo algún antepasado común con Nostradamus... Siempre me dije "que venga bien, por favor".

El mismo día que salí hacia el hospital me vino a la mente una imagen: yo volviendo a casa sin mi niña. Y así fue. Eso sí que es pasar miedo. Miedo del de verdad. Miedo es que los médicos te digan que quizá tengan que desconectar a tu hija. Lo siguiente creo que es vivir una guerra o un accidente grave y perder a tu hijo o hija. No creo que aquello fuera una precognición, magia, sencillamente tengo una personalidad miedosa y me vienen a la mente esas cosas que pueden ser perfectamente probables. He aprendido a vivir con esto. Cuando me asaltan esos pensamientos los dejo ir y ya está. ¿Os acordáis del personaje Miedo de "Del Revés"?, pues es así cuando domina.

Os cuento esto no para minimizar otros problemas, sino por si os sirve para relativizarlo a lo que realmente es. Cuando sintáis esas angustias de madre, preguntáos: ¿está en peligro la salud de mi hijo o su vida realmente? Entonces no preocuparos, sino ocuparos de lo que sea e intentad resolverlo. 

Una persona allegada me dijo hace días que se sentía lejos de las madres "normales" porque las conversaciones le parecían vanalidades. A veces a mí también me ocurre, no se me ocurriría preocuparme por una estría del embarazo. Si se puede evitar bien, si no, son las cicatrices de una vida creciendo.

¿Y tú, a qué le tienes miedo como madre?



12 comentarios:

  1. Mi menor preocupación son las estrías, como madre embarazada de casi 8 meses lo único que intentó es no tener miedos, no vivir en lo que puede pasar, por supuesto coincido contigo mamá Resilente, lo más importante es la salud de un hijo junto a su felicidad, yo sólo espero que mi próximo bebé tenga las dos cosas nada más.

    ResponderEliminar
  2. Mi menor preocupación son las estrías, como madre embarazada de casi 8 meses lo único que intentó es no tener miedos, no vivir en lo que puede pasar, por supuesto coincido contigo mamá Resilente, lo más importante es la salud de un hijo junto a su felicidad, yo sólo espero que mi próximo bebé tenga las dos cosas nada más.

    ResponderEliminar
  3. Marga, cielo, nosotras ya hemos contactado con el riesgo. Por eso hay que relativizar otros "miedos" que son artificiales. Te queda muy poco para ver la carita a tu bebé, confiémos en que todo salga bien. Besos.

    ResponderEliminar
  4. Cuando decides ser madre sales escopetada de la zona de confort! Jajajjajaja y sí, se pasa mucho miedo, pero el resultado es como una ducha después de un día de un millón de horas. Y justo en la hora antes de dar a luz, en lo último que piensas, es en las estrías. Es más, en esa recta final cambiarías mil vidas llenas de estrías por que todo vaya bien. E irá.

    ResponderEliminar
  5. Cuando decides ser madre sales escopetada de la zona de confort! Jajajjajaja y sí, se pasa mucho miedo, pero el resultado es como una ducha después de un día de un millón de horas. Y justo en la hora antes de dar a luz, en lo último que piensas, es en las estrías. Es más, en esa recta final cambiarías mil vidas llenas de estrías por que todo vaya bien. E irá.

    ResponderEliminar
  6. Es cierto Elvira, cambiaría mil vidas de estrías porque todo hubiera salido bien con Alicia. Espero que para la próxima, cuando llegue, todo vaya bien. Gracias por tu comentario.

    He visto tu blog, muy interesante. Besos!

    ResponderEliminar
  7. Yo me pasé el embarazo cagaita de miedo y no precisamente por las estrías, me gustaría ser más banal pero no te puedes dar esos lujos. Es cierto que las estrías son parte de todos los temores, pero de los pequeños. Acabo de descubrir tu blog, seguro que por aquí o me quedo , saludos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, la entrada la escribí en un momento de incredulidad, es cierto que cuando no contactas con el riesgo, los miedos "pequeños" se agrandan. Muchas gracias por quedarte! Besos.

      Eliminar
  8. Ains Carolina hay gente tan hueca, que cuando están embarazadas solo piensan en no comer mucho para no engordar, en las estrías que les pueden salir, en los granos, en que color de pelo ponerse, tonterías de esas. Y ni tan siquiera se preocupan de que están gestando una vida y si no
    la cuidan puede que no todo vaya bien. Y que quieren solo hijos o solo hijas. Leñe que más da
    Mi mayor preocupación fue siempre su salud que fuesen saludables, pero hay unos minutos durante
    el parto que pueden pasar muchas cosas y esa
    partir de ahí cuando no hay que tener miedo hay que
    gestionarlo y saber afrontar todo.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que es falta de consciencia. De vivir dormidos, en automático. Hasta que no te pasa algo gordo no despiertas, y es de golpe. Gracias por pasarte por aquí. Besos!

      Eliminar
  9. Me pareces muy valiente,yo quiero quedarme embarazada otra vez con 43 años y me da miedo que no venga bien,luego veo a madres como vosotras y vuestras hijas y pienso que si pasa ha pasado pero es verdad que después de dos abortos y mi edad me da pánico,se que mi entorno me echaría la culpa de intentarlo,no sólo me da miedo por eso

    ResponderEliminar
  10. Me pareces muy valiente,yo quiero quedarme embarazada otra vez con 43 años y me da miedo que no venga bien,luego veo a madres como vosotras y vuestras hijas y pienso que si pasa ha pasado pero es verdad que después de dos abortos y mi edad me da pánico,se que mi entorno me echaría la culpa de intentarlo,no sólo me da miedo por eso

    ResponderEliminar